Visitas

lunes, 26 de septiembre de 2016

Bad romance

Todo había vuelto a la normalidad y entiendan por normalidad lo más fuera de lo común, cuando uno está bien encandila cierto brillo que las personas aman contemplar.
Siento como el viento mueve mi pelo, sin despeinarlo a penas lo mueve, el ruido de mis tacones contra el piso, la bocina de ese muchacho de sonrisa linda, el mensaje de mi bello morocho que me espera en su departamento, y escucho a un hombre grande que podría ser mi padre diciéndome que el sol salió gracias a mi.
Salgo de mi cita y tengo un nuevo mensaje ese chico ambicioso del pasado,  al entrar a mi facultad me cruzo al viejo poeta que en su momento tanto ame. Repito cuando estás bien todos tus caminos te conducen a una vida tranquila, nada te irrumpe. El maquillaje como estándarte, todo casual nada serio. Por eso solo pensemos en pasarla bien, no nos atemos a nadie que no seamos nosotros mismos.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Everybody hurts

Mientras más alto uno sube mas dolorosa será la caída, y yo con el había superado el cielo creí que éramos una esas personas que poseen una conexión de otro lugar. Confíe que valía lo suficiente como para hacer todo hasta que me quede sin respiros, hice oídos sordos a quienes me advertían que el no era mas que un niño lleno de miedos y vicios, pero creí creí en la imagen que proyecte de el. Actue creyendo conocerlos, morí día tras día cuando estaba conmigo y me ignoraba sin recordar que aún era su nueva, arriesgue todo lo que tenía escapandome solamente para pedirle perdón y cuando vi que lo único que me generaba felicidad se iba intenté desaparecer pero el jamás me hizo re aparecer y ¿saben porqué? Porque a él ni le interesaba, no le interesaba que padecimiento atraviese, ni si mi cuerpo tenía las suficientes drogas como para morir, ni si su mejor amigo me decía que quería verme e intentar algo conmigo.
El no me ama, el no va a volver porque no es el amor de mi vida, entendí que no es mi gran amor, entendí que solo fue uno más. Lo entendí y respire.

Hasta que lo entendí

Habia una película, era mas que mi preferida yo me sentiaa protagonista menos por una frase que en su trailer resuena " después de la caída viene el impacto" aunque la entendía jamás me la apropie, al menos hasta hoy.
Caí más allá de las lágrimas y el nudo en el estómago, caí lo suficiente como para darme cuenta que no era el, ese niño que me rompió la cabeza y mató a mi corazón, ese inocente ingenuo por el cual entregué todo, esa persona que espere que me salve cuando estaba muriendo, ese chico que no piensa en otra persona que en si mismo no era ni iba a ser nunca el papá de mis hijos, esto no era, el no era el amor de mi vida. Pelee batallas por alguien que nisiquiera saco su espada por mi, y claro si el no era mi indicado ¿porque habría luchado?.
Me abandono de la misma manera en la que arrojas algo al desecho, sin culpa, sin dolor, sin arrepentimiento, simplemente no te importa. Eso y más había sido para el, y yo esperándolo.
Ahora ya no duele tanto, porque se que no pierdo nada que no pueda volver a encontrar en cada esquina, hombre que sobran el amor de una mujer sobran, no me da culpa dejarlo ir porque se que no es algo valoso, ya no vale. Hay gente que es mejor perderla que encontrarla y este niño es una de ellas, como notaran no dije mi niño y es que no quiero apropiarme de algo tan malo.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Let her go

Mi niño se va a ir y esta vez entendí que para siempre, llore todo lo que tenía que llorar entendí que el amor de mi vida jamás me haría pasar por lo que el me estaba haciendo, llore un poco, casi nada y es que ya me acostumbré a que me lastimes. Me acsotumbraste a tratarme mal, me acsotumbraste a ser ignorada.
Y si la vida nos quiere juntos yo no me encargaré de buscarte, siempre te querré pero no te intentaré más nada porque créeme que nadie hará todo lo que hice si me tratas como me trataste, aguante solo y únicamente por amor. Pero las cosas son claras, el me quiere cuando la cama esta fría y su grado de alcohol es alto. Por eso adiós mi niño, quise ser lo mejor para ti, quise solucionar todo lo que te dolía, quise ser tu mano derecha pero me trataste como ese dedo pequeño del pie que uno siempre golpea porque se olvida que existe, fui tu bolsa de boxeo.
Quizás jamás vuelva a llorar por tocar la piel de alguien, si, y quizás nunca ame a alguien de esa manera, pero si es seguro que alguien me escuchara, alguien me hablara, alguien me amara y alguien me cuidara.  Siempre soñaré contigo, pero entiende que hice más de lo que merecias, te puse a ti como lo mas importante pensando que tu pensarías en mi, pero no, nadie pensó en mi y por eso es hora de irme. Tu aquí no me quieres, quieres tiempo y no lo entiendo, intenté arriesgar todo por ti pero el nunca se presentó, el nunca llegó, el nunca fue. El simplemente siguió.

viernes, 16 de septiembre de 2016

El sol de mis dias

Cuando salí del sanatorio supe que nada de esto sería fácil, imaginé que vivir en soledad sería más difícil que arrancar un pelo encarnado. Pero con ella entendí que jamás estot sola, entendí que la amistad cura más que cualquier otra cosa, entendí que para sentirte acompañarte no solamente tiene que ser una pareja a veces un "te amo amiga" puede salvarte.
Ella me cuido cuando sabía que estaba a punto de atentar en contra mío, ella me escucho horas y horas hablando de lo mismo pero aún así jamás se cansó siempre me prestó la misma atención, me sostuvo la mano bien fuerte, y cuando veía que no podría levantarme caía conmigo para ver qué me pasaba y una vez que estaba lista subíamos juntas. Aunque no comparta mis ideas me apolla, sea la hora que sea de que siempre me escucha.
Además de ser mi mano derecha es mi sonrisa de todos los días,  me pongo frente al espejo mientras cantamos y bailamos esas canciones que toda adolescente canto alguna vez. Ah y a todo esto ella vive a 400km pero ¿verdad que no se nota?. Porque ella estando lejos sabe más de mi que la gente que vive conmigo. Es un sol que me alumbra cuando estoy apagada, es el sol que cuando estoy bien me hace brillar. Es de esas personas que le faltan al mundo.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Nos casamos, lloramos de emoción

Cuando el pasado pesa

Estaba fuerte no tanto como quisiera pero lo estaba, pero la vida se empecinó otra vez en ponerme otra guerra y juro que está fue fatal, pensé en terminar otra vez en el hospital. Ahí estaba, al descubierto, delgada como alguien que no come hace días, y con nuevas cicatrices. Entre tantas lágrimas recordé un beso en la frente y un "yo te prometo que te voy a sacar de aca" me tomé el corazón y trate de pensar en el, en ese futuro que habíamos imaginado, necesitaba algo porque vivir, necesitaba alejarme del ambiente en el que todos los días respiraba.
Lo pensé, lo pensé y se que el esta lejos, pero pensé en mi niño, nunca entendí bien porque se alejó y ahora que lo recuerdo el fue quien desgasto todo, ahora que lo pienso dos veces el último tiempo el no me amo, el no quiso que estemos bien. Pero a pesar de eso no logro entender porque me marco tanto, sus labios, su manera de mirarme en todo momento, su risa, sus tan malos chistes, la manera en la que siempre me trató. Y si definitivamente todavía lo amaba, pero ya no tenía fuerzas había hecho todo por el y ni así reaccionó, jamás reaccionaría

domingo, 11 de septiembre de 2016

Agustín Segundo

Si, por esas casualidades horrendas de la vida tenían el mismo nombre. Y no, no fue a propósito.
Volviendo a lo importante, el estaba empezando a generarme eso que creí que jamás iba a volver a sentir, le había hecho el duelo al amor porque sabía que ese sentimiento iba a ser una pérdida ya que jamás lo volvería a sentir pero ahí estaba de nuevo con ganas de quedarme acostada encima de él sin la necesidad de desnudarlo.
Todo había comenzado lo suficientemente casual como para creer que sería, pero sin darme cuenta estaba un rato de todos mis días hablando con el, sonriendole al celular cuán adolescente enamorada, el se preocupaba por mi problemas, se ocupaba de esas cosas que yo no quería ocuparme, paseba a mi can en su auto, cumplía mis antojos sea cual es y delante de sus amigos me sujetaba fuerte la mano. Lo abrazaba y sentia que no necesitaba otra cosa, volví a sentir esa sensación que es una mezcla sexual y amorosa sin ni siquiera sacarle una zapatilla.
No me pregunten como paso, solo se que mi pasado me desespciono tanto y que cuando más rota estaba me abrazaron tan fuerte que me reconstruyeron. Y hoy lo veo, cerrando sus ojos cuando le lleno el rostro de besos y ya no me imagino una familia feliz, no, solo me imagino una pareja, algo razonable, en otra ciudad quizás otro país fuertes y juntos.
Y si me dejas podría contar tus lunares todos ellos, una noche entera, o podría escuchar esa risa fingida que hace antes de cortar una llamada, fingiría tener frío para que me abraces fuerte como cada que temblequeo, te besaria tanto, te escucharía diciéndome que me quieren una y mil veces más.