Visitas

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Bye rutina

Era normal en mi, vivir escapando, evadir la realidad como si así de verdad los problemas se resolvieran, empacarme en una esquina hasta que alguien a ultimo momento reaccione y así es como se fue resolviendo mi vida, jamas termine de entender que el mundo no va a hacer nada por mi, por mas lastima que de, solo depende de mi, de mi y de mis ganas de hacerlo. Y ahí es donde tenes que empezar a pensar en lo que de verdad queres, que tan necesario es esa meta ¿De verdad es muy necesario hacer eso?. En algún momento pude priorizar lo que quería, hoy por hoy voy para donde me lleve la marea y una vez en tierra firme me quejo.
Me paso todo el día mirando películas deseando que mi vida sea así, comienzo problema y puff así por arte de magia todo volvió a su lugar todo de alguna manera rápida se soluciono, aplaudo sonriendo a la película diciendo ¡Si! y una vez que ponen los títulos entiendo que a pesar de una hora y media de distracción y diversión los problemas siguen ahí, duros, quietos, no voy a decir que esperando ser resueltos porque a nadie le importa que avance, pero si que retroceda es una reflexión rara que tiene la vida.

viernes, 27 de octubre de 2017

To the bone

Vine desde la mismísima muerte a hablarles, resucite mas veces que Jesus, no todo el mundo tiene la mala suerte o como lo vean, de encarnarse, de ser despertado antes de tiempo dos veces. En fin, vengo de morir, no estoy viva porque todo salio bien, estoy viva porque el plan fallo, estoy viva por error. No me malinterpreten eso no significa que hoy en día elija seguir viva, aunque no fue fácil volver a elegirlo, hay  días que prefiero no volver a vivir, en verdad hay algunos días que elijo estar inconsciente enchufada a tanto cables como se te pueda ocurrir, con una sonda gástrica que limpie todo lo que tu cuerpo consumió, y un poco de suero que te de llene lo que tu cuerpo no consumió ¿Y porque? porque se alimento de lo que aparece en todos lados, se alimento de lo que todos se alimentan pero no todos los llenan, a mi me lleno... Es confuso, déjenme aclararlo, me llene de esperar sentada a que alguien haga algo por mi, y no, no es que me acostumbraron a que todos hagan las cosas por mi, simplemente lo vi, lo vi una y otra vez, como era mas fácil la vida pasiva, de algún lado lo aprendí.

lunes, 7 de agosto de 2017

Mi mundo

El entorno y la persona no se pueden separar dice Perls, y si deben rendir me pueden usar de ejemplo. A pesar de que mi yo, mi organismo está empezando a levantarse de nuevo, a desintoxicarse, como cualquiera que se quebró y un tiempo uso yeso. Pero ahora el cambio iba más allá de lo que yo pueda cambiar.
Mi entorno se mueve hasta hacerme temblar, de nuevo me tira una vez más, otra vez me supera sin poder moverme, me encinta sin permitirme mover y me hace cosquillas, me pone frente a un escenario con el reflector encima mío todos mirándome, apostando a que no me voy a ver que no voy a reaccionar, que de nuevo como a los ocho años me voy a quedar dura sin pensar, sin hacerme escuchar. El tiempo paso, la niña se viste de desnudez, se maquillaje y sus tacones preferidos son rojos, ya elige y se autorreprocha. Ya no es tan niña.
Mi mundo y sus mil movimientos, mi mundo y sus maneras de sobrevivir, mi mundo y sus temblores, sus heridos y sus muertos.

lunes, 24 de julio de 2017

Ahí estaba de nuevo

Y ahí estaba de nuevo en ese lugar alto de pisos blancas, donde los de la cicatriz en el cuello habitan mucho, mi maquillaje era lágrimas resecan que me cubren mis cachetes rojos de fiebre.  me puse los lentes para tener un look un poco más rockero tratando de disimular la ruptura interior.
Ahí estoy hablando del complejo de edipo de Freud, ahí estoy con lo que digo siempre pero esta vez no busco respuestas, esta vez se que no habra una cura, esta vez entiendo que el problema soy yo, que nadie vendra por arte de magia y solucionará todo como en los cuentos, no abra beso de amor verdadero, ya no busco un héroe que me saque de este infierno, solo en mi está el problema y solo en mi la respuesta.
Ahí estaba la que casi muere por una sobredosis de antidepresivos, ahí está saliendo de la farmacia con 30 antidepresivos, con 30 somniferos. Lo que tanto deseo tener esta mañana para desaparecer lo lleva en su cartera, una muerta asegurada bajo la manga, o si se quiere una manera de vivir más relajada. Ambas dos eran correctas, ambas dos eran posibles salidas.
Ahí estaba de nuevo sola, escuchando a mi papá de lejos preocupado, pero siempre lejos. Mi mamá preguntándome por sus notas del exterior y en eso recuerdo que hace siete horas que no como nada. Los caminos se comienzan a separar y a llamar más atención uno que otro.

lunes, 16 de enero de 2017

San Clemente

El mismo espacio geográfico pero las cosas se movieron, personas diferentes, reencuentros fallidos, actitudes nuevas, ambientes tóxicos, nuevos enfrentamientos, todo, hasta yo era diferente.
Todos estos días estuve esquivando el tema de que quizás esto de verdad se trataba de un cierre, pero si, no puedo vendarme más los ojos. Camino por la ciudad que vive de noche, pero ahora es de día esta vacía casi tanto como yo en este momento, los autos abandonados en lugar de la gente con zapatos altos y perfumes caros. Las esquinas son exactamente igual a mis viejos pensamientos pero a la vez las veo tan diferentes, tan lejana a mis recuerdos, tan inalcanzable.
Me aleje de aquella gente nueva linda o vieja y tóxica para llorar, llorar por quién se fue sin saludar, quien fingió abrazarme mientras me clavaba un puñal, por quién se alegró creyendo que había caído, por quién no me entiendo y por quién hoy me acompaña, cuidándome de todo eso, de todo eso que quiera o no forman parte de mi vida, o al menos hasta hoy. Empape la arena de mi playa con recuerdos sin sentido, imaginando que era el final de la película, una película sin segunda parte, sin finales abiertos, el fin tal como se ve. Llorando me despedi de aquellas personas que por falta de tiempo o ánimo no me despedí. El olor del pasado me asienta bien, viví de eso, pero se que ya no será así. Apretó fuerte los puños, cierro los ojos y solo lo dejo ir.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Morite

"Morite" como si me faltarán motivos para hacerlo, el sabía de mi malestar, sabía que estaba quebrada horas antes de salir de casa me vio llorar y aunque no quiero hablar del tema para no ponerme peor me vio que en verdad sufría, aunque el siguió la velada como si fuera un día mas, bromeó, me celo, me chistoseo como si a mi nada me pasará. Y como todo tiene un límite estalle, estaba tan llena de emociones que mi cuerpo, supongo, no aguanto ni una más y en ese entonces revalso.
En esa huida pase por el hospital estuve un rato ahi debido a que no podía respirar pensé en entrar y contar mi pasado psiquiátrico pero no, yo debía ser más fuerte que eso, demostrar que ya no caigo en eso, que ahora puedo sola, asi que seguí, cada auto, persona o ruido que me haga pensar que era el corriendo pidiéndome disculpas me hacía volver a respirar normal y que mi corazón se desacelere de su taquicardia, pero no nunca vino.
Al revisar mi celular tenía mil mensajes de el, explicando el porqué de su comportamiento, justificándose, DEFENDIENDOLO. Ahí guarde mi móvil y quebré, entendí que ya nada iba a ser lo mismo y por más que doliera el no me esperaba en la puerta de casa para pedir perdón.
Cuando nos conocimos el me contó su gran pena, me dijo avergonzado que sus padres no los tenía con el y yo murmurando también le conté mi dolor, le dije que quería morir que hace poco lo había intentando y había salido mal, el recuerdo que me dijo "yo te quiero llenar de motivos para vivir" y hoy por ahí me dice Morite.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Unconditionally

Como una espina al sacarla esperando que sane, como echarle alcohol a la herida soplando para creer que asi duele menos, achicando los ojos fingiendo que así no entra el sol, como el suspiro después de que llegue, como la espera de todos los viernes en su boliche. Había que esperar, había que confíar, había que engañar la mente creyendo que todo, tarde o temprano, volvería a estar exactamente igual.
Era hora de esperar los grandes gestos, era hora de confiar que si en verdad es para siempre todo volverá a su mismo lugar cayendo bajo su mismo peso.
¿La negativa creyendo en algo y esperandolo positivamente? Demasiadas cosas juntas que enfrentar y nada que hacer, me recuerdo a mi al rato de su ida llorando mientras le contaba a mi madre, es que me desespera no poder darle una solución, no se que hacer, no se que es mejor, no me entiende, no lo entiendo.
Una y otra vez, sigo sin saber bien que hacer, mientras el espera que solamente toda una desicion como si así el problema no volvería a resurgir.